Así funciona el Oura Ring, el anillo inteligente que te ayuda a mejorar la salud

Por La Vanguardia Barcelona

Una buena cantidad de celebridades y millonarios llevan un anillo para saber todo tipo de información sobre su cuerpo y su salud. Es un anillo inteligente con funciones similares a los relojes y pulseras biométricos que se han popularizado en los últimos años, aunque mucho más discreto. Se llama Oura Ring y es el último grito en tecnología de la salud. 

Entre los famosos que han caído rendidos a los pies de este anillo, desarrollado por la empresa finlandesa Oura, se encuentran el príncipe Harry de Inglaterra, Kim Kardashian, Jack Dorsey, Will Smith y varias estrellas de la NBA como Chris Paul o el ya retirado Shaquille O’Neal. De hecho, la NBA ya apostó por estos dispositivos en 2020 para controlar el coronavirus entre los jugadores. 

¿Para qué sirve el Oura Ring?

Este anillo único ya va por la tercera generación. No sirve para gobernarlos a todos, sino para gobernarse a uno mismo en cuestiones de salud. El nuevo modelo puede predecir cuándo vendrá la menstruación de las mujeres, controlar el oxígeno en la sangre, calcular el tiempo restaurativo, medir la temperatura corporal, controlar los niveles de sueño y  llevar un seguimiento preciso del entrenamiento que se realice. 

Todos estos datos y mediciones se recopilan gracias a siete sensores de temperatura, un sistema PPG infrarrojo así como LEDs verdes y rojos; es decir, que el nuevo anillo ha triplicado el número de sensores que el modelo anterior. Y también tienen 32 veces más de memoria. Mediante Bluetooth se pasan a la aplicación de Oura o Apple Health y Google Fit, que también son compatibles. 

Gracias a sus algoritmo propios consigue hacer una radiografía muy fiel de cómo se encuentra la persona que lo lleva. En base a estos datos se podrán planificar las jornadas para mejorar la salud y, así, tener mejor un mejor desempeño diario y una mayor calidad de descanso.

Te pones el anillo y listo

El Oura Ring está hecho de titanio con una cubierta de PVD. Su peso está marcado por el modelo que se elija pero no supera los seis gramos. Su tamaño es prácticamente igual al de un anillo de compromiso por lo que nadie se dará cuenta que en el dedo hay un pequeño ordenador midiendo todo tipo de parámetros. Simplemente se coloca en el dedo y comienza a medir.

Los desarrolladores aseguran que al ser un anillo está más cerca de las arterias y, por ello, los datos que se miden son más precisos que los que pueden recoger otros dispositivos. Además, la batería dura hasta una semana a pleno rendimiento mientras que la carga solamente es de dos horas. 

Este nuevo modelo se puede comprar por 419 euros en cuatro colores: plata, negro, negro mate y dorado. A este precio se le debe sumar la mensualidad que se debe pagar para tener acceso a todas las funciones de la aplicación, que cuesta 5,99 euros por mes. Solamente pasando por caja se podrán ver todos los datos que el Oura Ring ha ido recopilando. Eso sí, los seis primeros meses de suscripción son gratis.

Llevar el anillo puesto, lógicamente, no mejorará la salud por arte de magia. El Oura Ring ofrecerá todo tipo de datos pero si el usuario no hace deporte, no duerme lo suficiente o hace caso omiso a las pautas que marca el anillo no merecerá la pena gastarse una gran cantidad de dinero en él.

Fuente: www.lavanguardia.com

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.