Bastianini, un nuevo `cowboy´en Austin

Por Mauro García Forti

En un fin de semana dominado por las Ducati, sólo faltaba descubrir qué piloto a los mandos de las balas de Bolonia se llevaría la victoria.

Sin embargo, la carrera depararía muchas sorpresas.

Ya en la arrancada, veríamos cómo el hombre de la pole, Jorge Martín, perdía el liderato en la primera curva por una inteligente apurada de frenada de Jack Miller. Quien pondría a su Desmosedici GP22 en la punta de la carrera.

Unas posiciones más atrás, Marc Márquez, que regresaba a la competición luego de su lesión, salía desde una meritoria sexta posición que rápidamente se desvaneció al sufrir su Honda un problema en la salida que lo relegó a la última posición de la carrera. Situación que cambiaría con el paso de las vueltas al ver cómo el octacampeón del mundo se abría paso a través del pelotón con relativa facilidad y con un ritmo de carrera endemoniado, demostrando de esta manera su predilección por el Circuito De Las Américas de Austin.

De vuelta a las posiciones de cabeza, la superioridad de las Ducati era evidente, con las primeras cinco posiciones ocupadas por las motos italianas y cuando parecía que la victoria se disputaría entre estos pilotos, Álex Rins llegaba desde atrás, luego de haber superado a su compañero y a la Yamaha de Quartararo, con toda la intención de internarse en la lucha por la victoria.

Con un pilotaje excelente, el piloto de Suzuki superó a Bagnaia y a Zarco y se lanzó a la caza de Enea Bastianini, que rodaba tercero en ese momento y que ni por un instante había perdido la rueda de los dos primeros. En estas circunstancias, comenzaba a vislumbrarse lo que ocurriría en las últimas vueltas, ‘La Bestia’ estaba preparando su ataque.

Y así ocurrió, a falta de nueve vueltas el italiano aumentó el ritmo y superó a Martín, cuyo ritmo iba decayendo en las últimas vueltas y que rápidamente sería adelantado también por Rins. En esos momentos, al corredor del equipo Gresini Racing sólo le faltaba adelantar a Miller para llevarse su segunda victoria de la temporada.

El ritmo de Bastianini fue abismal y acabó pasando al australiano del Ducati Lenovo Team MotoGP a falta de cinco vueltas para el final. Luego de esto, al de Rimini le sobraba velocidad para marcharse en solitario, como ya hizo en su anterior triunfo en el Gran Premio de Qatar.

Tras esta exhibición Enea se llevó el primer puesto en el podio, en el que lo acompañarían un brillante Rins y un sólido Miller, que regalaron una emocionante batalla por el segundo lugar. Más atrás, la épica remontada de Márquez desde el vigesimocuarto puesto tendría como resultado un sexto lugar que supo a podio tras un festival de adelantamientos del piloto español, que quién sabe si hubiese llegado al podio si la carrera hubiese tenido más vueltas.

De esta manera y tras unas carreras difíciles para el italiano, Bastianini vuelve a recuperar el liderato del mundial de pilotos. Rompiendo así todas las quinielas al ver cómo la Ducati Desmosedici que se esperaba que estuviese liderando el campeonato no es roja, sino que porta los colores lila y fucsia de Gresini. Además, el transalpino se pone en cabeza por la pugna de la segunda moto en el equipo oficial de Ducati, ya que Miller todavía no ha renovado contrato con la firma boloñesa.

Luego de cuatro emocionantes carreras, el campeonato pone finalmente rumbo a tierras europeas para ver quién será el próximo piloto que se corone los laureles en el trazado del Autódromo Internacional do Algarve en Portimão. Próxima cita, Gran Premio de Portugal en dos semanas

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.