REGRESOS DE ALTO IMPACTO

Por Nelson Muñoz

@nelsonrafael013

En cada temporada de la LVBP, siempre reaparecen peloteros de renombre, que después de haber visto acción en las ligas del extranjero, regresan al país a brindar su show, ya sea por buscar contratos nuevos, porque les hace falta el fogueo de la liga o sencillamente para decirle adiós su fanaticada.

Por solo hacer menciones de algunos retornos impactantes del béisbol venezolano en años anteriores, tenemos a Omar Vizquel quien se vistió de león en la 2007-2008 para despedirse de los campos criollos, después de haber visto acción por última ocasión en la 2002-2003 con Caracas; Freddy García tuvo varios regresos después de su accionar en las Grandes Ligas, vistió el jersey de Magallanes y finalizó su carrera con Aragua.

Y uno de los más recordados, el de Johan Santana, también con los Navegantes en la 2014-2015 en un juego de post-temporada, trabajando dos ininngs sin hits, ni carreras.

Pero este año, tres son los bates que estarán en el ojo de los fanáticos, después de tener varias zafras ausentes de nuestra pelota rentada.

Comenzamos con José Celestino López, uno de esos peloteros que estuvo fuera del radar tricolor, no actuaba en la LVBP desde la 2012-2013 cuando pertenecía a los Cardenales de Lara. López quien se desempeña en segunda base más que todo, vio acción nueve años en las Mayores, con los Marineros, Rockies, Marlins, Indios y Medias Blancas, dejando 1005 hits de por vida… sin embargo su carrera no finalizó allí, sino que se fue a Asia para renacer, siendo uno de los bates más sólidos de los últimos años en ese circuito, sonando más de 200 jonrones en la liga japonesa.

López fue miembro del equipo campeón de los Leones del Caracas, en la campaña 2009-2010 actuando como refuerzo. En 2016 los larenses lo traspasaron a Caribes de Anzoátegui y cinco años después se uniforma por primera vez. En lo que va de temporada promedia .254, con 2 vuelacercas y 13 para la casa.

Otro que viste por primera vez el uniforme de los anzoatiguenses, es Asdrúbal Cabrera. El ambidextro que siguen siendo jugador activo en las Grandes Ligas, siempre había expresado sus ganas de ponerse la camiseta de la tierra de donde es oriundo. En MLB tiene 15 temporadas, con 1763 imparables, 195 jonrones y 869 remolcadas repartidas entre Indios, Nacionales, Rayas, Mets, Filis, Rancheros, Cascabeles y Rojos.

El nacido en Puerto La Cruz, al igual que López, comenzaron sus carreras con Cardenales de Lara, solo que Cabrera fue transferido en la 2010-2011 al Caracas y este año en septiembre llegó a la tribu.

A sus 36 años, Cabrera conectó su primer hit de la campaña el pasado sábado, el cual fue un cuadrangular en el Alfonso “Chico” Carrasquel de Puerto La Cruz, su séptimo de por vida en esta liga. No veía acción desde la 2016-2017, cuando lo hizo con los melenudos.

Los números que suma en sus tres primeros encuentros en la 2021-2022 son de .385 de average, con el jonrón que sonó este fin de semana y una producida.

Por último, hablamos de Pablo Sandoval, el MVP de la Serie Mundial 2012 con los Gigantes. “El Panda” después de sus grandes actuaciones en post-temporada con San Francisco a comienzos de la década pasada, se convirtió en un jugador importante en playoffs y fue tanto así, que vino a jugar tres finales con Magallanes, ganando en las dos últimas, incluyendo que en la 2012-2013 también se llevó el Jugador Más Valioso de esa fase final ante Lara.

Desde la 2013-2014, Sandoval no vestía el uniforme turco y fue este año cuando tomó la decisión de ponérselo de nuevo.

El infield venezolano, acumula de por vida en la LVBP .356 de AVG, con 16 vuelacercas y 67 impulsadas en solo seis años. Desde su regreso al Magallanes, este equipo no ha sido bajado del primer lugar en la presente zafra. Hasta los momentos Sandoval, tiene números de .273 de promedio, con once remolques y un cuadrangular, que fue un Grand slam ante las Águilas el pasado domingo.

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.