El fundador de Netflix compra la mayor estación de esquí de Norteamérica

Por As Acción

Reed Hastings, cofundador y exdirector ejecutivo de Netflix, ha realizado una inversión de 100 millones de dólares para convertirse en el nuevo propietario mayoritario del Powder Mountain Resort, ubicado en Utah, Estados Unidos. Esta adquisición llega apenas unos meses después de que Hastings comprara una participación minoritaria en el resort.

La historia de Powder Mountain tiene sus raíces en 1972, cuando Alvin Cobabe fundó la estación de esquí en terrenos que originalmente habían sido adquiridos por su padre para pastorear ovejas. En 2013, el grupo tecnológico Summit Group, junto con el inversor Greg Mauro, adquirió el resort por 40 millones de dólares, con la visión de transformarlo en una estación de esquí exclusiva y enfocada en el sector tecnológico.

Sin embargo, a lo largo de los años, las inversiones prometidas para mejorar la infraestructura de Powder Mountain se retrasaron, lo que afectó a la experiencia de los esquiadores. La falta de nieve artificial y la antigüedad de algunos remontes se convirtieron en desafíos notables.

Reed Hastings, quien adquirió una pequeña participación en el resort hace cuatro meses, ha decidido dar un paso adelante y convertirse en el propietario mayoritario mediante una inversión de 100 millones de dólares. Con activos estimados en 4.200 millones de dólares, Hastings es conocido por su apoyo a mantener el estatus de exclusividad en Powder Mountain, limitando el número de visitantes diarios a 3.000, entre forfaits diarios y de temporada.

No obstante, Hastings tiene planes para revitalizar Powder Mountain y hacerlo más accesible para la comunidad local. Una de las primeras inversiones planeadas es la renovación de los edificios de la escuela de esquí y la tienda de deportes, así como la instalación de nieve artificial y la modernización de los remontes, algunos de los cuales datan de 1971.

Además, se ampliará el dominio esquiable en 200 hectáreas para crear una nueva zona destinada a esquiadores de alto nivel llamada “Don’t Mention It,” la cual requerirá acompañamiento guiado. También se planea la construcción de una nueva pista y centro de actividades para esquí de fondo, raquetas de nieve y motos de nieve.

Una de las decisiones más destacadas es la introducción de forfaits de telesilla nocturnos a un precio de 19 dólares, disponibles para todos, todas las noches. Esta medida contrasta con la tendencia de otros complejos de esquí que ofrecen forfaits asequibles para atraer a más visitantes, ya que Hastings busca mantener la sensación de espacio y exclusividad que caracteriza a Powder Mountain.

La inversión de Hastings ha generado entusiasmo entre los amantes del esquí y la comunidad local. Kevin Mitchell, el gerente general de Powder Mountain, expresó su emoción por el cambio de propietario y las mejoras planificadas.

Foto: Powder Mountain

Fuente: www.as.com

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.