DÈJA VÚ MUNDIALISTA

Por Richard Méndez

La primera semana de Qatar 2022 me ha significado el dèja vú con las memorias de lo sucedido hace un par de décadas cuando la Copa se jugó por primera vez en Asia. Tragedias sufridas por varios de los favoritos frente a selecciones “débiles” en el papel como lo sufrieron Francia al ser sorprendida por el debutante Senegal, la eliminación de Portugal a manos de Corea del Sur en fase de grupos o el descalabro de Italia en un muy polémico partido. En la misma semana vimos la derrota de Argentina y la tormenta que vivieron los alemanes que así como fue en Rusia que cayeron en la primera fecha.

La “Albiceleste” que trae en su hoja de vida ser vigente Campeón de América y teniendo a Messi en sus filas, pero la “Scaloneta” se estrelló con el muro verde de Arabia Saudita, dirigida por un francés que hace unos años trabajaba en recolectando basura en labores de limpieza y mantenimiento. Hervé Renard no entra en el debate por definir al mejor entrenador del Mundo, su nombre difícilmente será pronunciado en la misma oración que el de Guardiola, Klopp o Ancelotti pero que diseñó la fórmula para minimizar a Messi y poder controlarlo en la mayoría de los duelos. Los sauditas nunca perdieron la seriedad más allá de la emoción que podía despertar haber remontado en cinco minutos. 

Una frase del goleador inglés Gary Lineker que decía “El fútbol es un deporte de once contra once donde siempre ganan los alemanes”. Aquella frase algo exagerada describía lo que era costumbre en la mayoría de las veces que los germanos saltaban a la cancha en los mundiales. El refrán de Lineker quedó sentenciado en los últimos cuatro años con dos reveses en el partido inaugural. Los mexicanos con el gol de Lozano en Rusia 2018 y en Qatar el huracán japonés que les remontó dejándolos asfixiados en su derrota.

Hace veinte años fue Corea del Sur la que llegó muy lejos, incluso con arbitrajes muy polémicos, quedan pendientes duelos que pueden derrumbar ilusiones como el México vs Argentina que podría llegar a  fatal si la Argentina de Messi no le gana al equipo del “Tata” Martino. Los alemanes deben ir contra España que luce fuerte enormemente fuerte tras meterle siete goles a Costa Rica.

En 2002 hubo un seleccionado africano que ilusionó por largo rato con grandes partidos, era la sorprendente Senegal que para muchos se convirtió en un equipo querido por su coraje. Aún queda mucho Mundial por jugarse y es probable que sigamos viendo alguna que otra sorpresa por llegarnos seguramente antes de llegar a la ronda de octavos de final.

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.