El camino de Giants: de fuera de Playoffs a competir por la octava

Por Álvaro Pérez

Podemos decir sin ningún tipo de dudas que Giants es una de las organizaciones españolas de eSports más importantes, y, en el caso del League of Legends, el equipo más laureado a nivel nacional. Es por eso que siempre está en las quinielas para levantar el título, y en este Split no era para menos. Después del fracaso que fue para ellos no clasificarse para Playoffs en primavera, decidieron dar un lavado de cara al róster, y formar un conjunto que, nombre por nombre, daba mucho miedo.

Th3Antonio y Maxlore fueron las únicas dos piezas que se mantuvieron en verano, ya que Giants decidió prescindir de su botlane, Stend y Attila, así como de Milica. La llegada de Advienne y Keduii, desde EXCEL y BIG respectivamente, daba un aire fresco al equipo, que terminó con la guinda del fichaje estrella de Jiizuke.

Un comienzo confuso

Por mucho que este róster diera mucho miedo, más de la mitad del equipo eran activos nuevos, por lo al comienzo de Split no mostraron el nivel que se esperaba. Comenzaron perdiendo frente a Movistar Riders y cerrando la primera vuelta con un 5-4, un resultado que arpa nada encendió las alarmas, pero que sí generó ciertas dudas alrededor del conjunto de los gigantes. ¿Iban a sufrir para meterse en Playoffs? La respuesta en este punto apuntaba a que sí.

Pero no fue así ni de lejos. Los gigantes firmaron una segunda vuelta de ensueño, y salieron muy reforzados tras conseguir su tercera victoria consecutiva frente a Fnatic TQ en el stage del Ubeat Live Fest.

Tan solo una derrota frente a UCAM empaña el 8-1 de esta segunda vuelta, y su victoria contra Heretics en la penúltima jornada, los colocaba líderes de la Superliga. El alto nivel individual de todos los jugadores acabó por imponerse en muchos partidos, y todos parecían estar en la misma página por fin. Tras la fase regular, eran campeones y favoritos al título.

Nunca se da por muerto a un gigante

Como campeones de la fase regular, tan solo un partido les separaba de la final de Madrid, unas semifinales contra Heretics que pintaban a seriaza. Pero nada más lejos de la realidad, los ‘gymbros’ de los herejes pasaron muy por encima de Giants, y les endosaron un 3-0 que enviaba a los gigantes al loser bracket por la vía rápida.

Los malagueños tenían otra oportunidad para entrar en la final, y para ello tenían que pasar por encima de Bisons. Muy poca historia tuvo esta serie, en la que los gigantes disiparon todas las dudas, volvieron a ser los mismos y se plantaron en la final con un contundente 3-0.

Hay ganas de revancha en esta final frente a los herejes, y antes de saltar de nuevo a la competición europea y afrontar el reto del EUMasters, los gigantes quieren conseguir su octava Superliga y demostrar de nuevo que son los más grandes de España.

Foto: Giants

Fuente: www.marca.com

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.