Bagnaia Presenta Su Candidatura

Por Mauro García Forti

Se acabaron las vacaciones y llegó el momento de que las motos acabaran con el silencio de la campiña inglesa disputando el Gran Premio de Gran Bretaña en el circuito de Silverstone. 

Quizá sea la cuna de la Fórmula 1, pero el viejo trazado británico es el lugar ideal para disfrutar de la categoría reina de las dos ruedas. Se trata de una pista ancha y eso permite que exista una gran cantidad de puntos de adelantamiento. 

Remontándonos al momento en el que el mundial se fue de vacaciones, debemos recordar que el campeonato sigue abierto, con Fabio Quartararo liderando la clasificación con 21 puntos por encima de Aleix Espargaró, que sigue creyendo en llevarse su primer campeonato del mundo de la mano de Aprilia.

Clasificación MotoGP 2022 tras Assen

Tras un desastroso GP de los Países Bajos, Quartararo estaba penalizado con una “Long Lap”, lo que podría comprometer enormemente su carrera y le daba al español la oportunidad de recortarle más puntos en la general. 

Una vez comenzaron a rodar las motos, Ducati demostró porqué domina en casi todos los circuitos del mundial con puño de hierro. Johann Zarco se llevó la pole position tras haber demostrado muchísima velocidad durante todo el fin de semana. 

Aleix Espargaró salva los muebles y Zarco se lleva la pole | El Norte de  Castilla

Esta clasificación mostró la evolución del rendimiento de las motos, con los seis primeros rompiendo el récord del circuito y estando todos en un margen de cerca de dos décimas de segundo. En esta sesión, Aleix Espargaró mostró una recuperación importante de cara a sus aspiraciones por el campeonato tras clasificarse sexto, mostrando mucha velocidad poco tiempo después de que en la cuarta sesión de entrenamientos sufriera una aparatosa caída que provocara que se lo llevaran en camilla al centro médico. 

Espargaró sufre una dura caída en el FP4 de MotoGP en Silverstone

El domingo, un Zarco desesperado por ganar su primera carrera en MotoGP salió muy bien, perseguido muy de cerca por Quartararo, Miller, Bagnaia y Rins, que en otra de sus explosivas salidas había colocado su Suzuki del undécimo lugar a la quinta posición. 

Quartararo, que llevaba neumáticos más blandos que sus rivales, cumplió su penalización y perdió varias posiciones. A pesar de eso, logró reincorporarse a la pista delante de un Espargaró que no conseguía engancharse al grupo de cabeza y era evidente que la fractura en el talón de su pie derecho no le estaba permitiendo progresar. 

Zarco parecía inalcanzable, rodando tan rápido que comenzaba a abrir hueco con sus perseguidores. Sin embargo, cometió un pequeño error y se fue por los suelos, prolongando aún más la espera para verlo por fin en el primer escalón del podio. 

Vídeo: Zarco arruina sus opciones tras caer en Silverstone

Con el piloto más rápido de todo el fin de semana fuera de carrera, Miller heredó el liderato, dejando el desenlace de la carrera mucho más abierto. 

Aprovechando esta situación, Álex Rins había adelantado a Bagnaia y ahora se lanzaba a por el australiano para liderar la carrera para intentar escaparse y lograr la primera victoria de Suzuki este año. El catalán adelantó a la Ducati y comenzó su cambio de ritmo. 

Rins encabeza un FP1 con cuatro españoles entre los cinco primeros -  Motorbike Magazine

La moto japonesa comenzó a marcharse, pero un Pecco Bagnaia que había pasado desapercibido durante todo el fin de semana tenía otros planes. 

El líder de las “Balas de Bolonia” pasó a su compañero y en poco tiempo recortó la distancia con el español y lo adelantaría para liderar la carrera para liderar la clasificación por primera vez en la carrera. Miller lo imitaría y las dos motos rojas se marcharían para lograr un doblete. 

No obstante, el peligro para los italianos volaba sobre Silverstone en una remontada de proporciones épicas.

Pecco Bagnaia evita la 'machada' de Maverick Viñales y conquista el triunfo  en Silverstone

Luego de salir segundo y perder muchos puestos en la salida, la carrera de Maverick Viñales se convirtió en una cabalgada desesperada para recuperar el tiempo perdido. El de Roses adelantó a su compañero Aleix, a Quartararo provocando una explosión de alegría en el box de Aprilia y se lanzó a la caza de Jorge Martín, que había progresado en la carrera y ahora intentaba engancharse a sus compañeros de Ducati. 

Maverick pasó al madrileño que luchó con uñas y dientes, comenzando una batalla varias vueltas en donde el de Aprilia se impondría y acabaría adelantando también a un Rins que se deshacía y perdía velocidad y posiciones. 

Ya sólo le quedaban las Ducati, Miller fue la primera víctima y Bagnaia estaba delante seis décimas. Un Viñales desatado aumentó la presión, recortó la distancia rápidamente y se preparó para adelantar al turinés. 

Lanzó su ataque y lo adelantó, pero el de Turín se la devolvió. Llegaron a la última vuelta y Bagnaia lideraba con Maverick siendo su sombra, el de Girona lo intentó y llegó pasado a la curva de Stowe dándole un respiro al italiano que le permitió vencer con el catalán pegado a él.

 

Son buenos tiempos para Aprilia, por fin ambos pilotos están rindiendo a un grandísimo nivel. Esta buena racha de resultados de Viñales denota que finalmente se está adaptando a la moto y que será un nombre importante para el final del campeonato, ya que declaró que hará todo lo posible para ayudar a Aleix a llevarse el título. 

Por detrás, Quartararo sufría con sus ruedas y era adelantado por Bastianini y Oliveira y terminaría octavo sobreviviendo a un ataque a la desesperada de Espargaró en la última curva. Ganándole al de Granollers un punto más en su lucha por el campeonato. 

En otro de sus cambios de ritmo, Bastianini llegaría en cuarta posición luego de haberle ganado el duelo a Martín en las últimas vueltas. Con el objetivo de la segunda moto oficial de Ducati en el horizonte, el italiano y el español mantienen una rivalidad en la que acabar por delante del otro será vital para que la firma boloñesa se decante por uno o por otro. 

Jorge Martín, acosado por Bastianini. / RED BULL

Aunque no cabe ninguna duda de que sea cual sea la decisión final, se llevarán un piloto excepcional a sus filas. 

Centrándonos en el presente de la marca, Bagnaia ha vuelto a lo más alto y no está lejos del liderato del mundial. Cuarenta y nueve puntos de diferencia no son una distancia imposible de recortar y el rendimiento de Ducati podría impulsar a su líder a pelear por todo en las ocho carreras que nos quedan. 

Próximo asalto para Pecco, el Gran Premio de Austria en el Red Bull Ring en dos semanas, donde muchos nombres tienen cuentas pendientes con el trazado de la localidad de Spielberg. 

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.