ALONSO, PIASTRI Y LA AUTODESTRUCCIÓN DE ALPINE

Por Mauro García Forti

Con el anuncio de la retirada de Sebastian Vettel al final de esta temporada el pasado fin de semana, el mercado de pilotos se ponía en funcionamiento un año más. 

Vettel anuncia su retiro de la F1 para finales de 2022

Cuando un asiento queda libre, en el paddock ocurre un efecto dominó en el que varios pilotos podrían cambiar de equipo o entrar desde una categoría diferente para suplir el puesto vacío que queda en una escudería tras la marcha de otro piloto. 

El caso es que, con la marcha de Vettel, Aston Martin dejaba un lugar libre y las especulaciones que surgieron durante la primera mitad de la temporada fueron finalmente confirmadas. 

El pasado lunes 1 de agosto, la escudería de Lawrence Stroll sorprendía a los aficionados, prensa y al resto de equipos con el fichaje de Fernando Alonso para la próxima temporada con un contrato multianual. 

Formula 1 on Twitter: "BREAKING: Fernando Alonso will join Aston Martin  from 2023 on a multi-year contract #F1 https://t.co/dfwktaMk6F" / Twitter

Descontento con la oferta de renovar un año más con otro año prorrogable en función de su rendimiento además de la notable mala relación que tiene con Otmar Szafnauer, nuevo Director de Equipo, el asturiano da el paso a un equipo que ya intentó hacerse con sus servicios para su regreso en 2021 y que le ofrece un contrato de larga duración. 

La intención de Alpine era fácil de predecir, renovar al español un año más y mandarlo a correr en el Campeonato de Resistencia en 2024 para darle su puesto a Oscar Piastri, la apuesta de futuro de los de Enstone. 

Con la marcha del bicampeón mundial a la escudería británica, parecía que los franceses se habían quitado un peso de encima, puesto que había vía libre para que Piastri ocupase el asiento que ahora estaba vacío. Y de esta manera, Alpine comunicaría en redes sociales al día siguiente del anuncio de la marcha de Alonso que el joven piloto australiano conduciría para ellos en 2023. 

Formula 1 on Twitter: "BREAKING: Oscar Piastri will drive for Alpine in  2023! (The 2021 Formula 2 champion graduates to Formula 1) #F1  @OscarPiastri @AlpineF1Team https://t.co/SIM7FEnwqi" / Twitter

Todo parecía ir sobre ruedas, hasta la cuenta oficial de la Fórmula 1 anunciaba el fichaje y felicitaba al piloto de Melbourne por su llegada a la categoría. Sin embargo, en Australia todavía era de noche y Oscar no había dado declaración alguna. 

Unas horas más tarde, el sol salía en el país oceánico y el comunicado de Piastri sería demoledor. En este informaba que el anuncio de Alpine había sido unilateral, que no se había llegado a firmar ningún contrato y que no correría para los franceses el año que viene. 

DAZN España on Twitter: "Se acaba de liar parda. @OscarPiastri dice que no  tiene nada firmado con Alpine y que no correrá con ellos la próxima  temporada 😱 https://t.co/Y8lfZp2a6N" / Twitter

Este mensaje en Twitter convertiría en trending topic a Alonso, Piastri y al propio equipo, que pasó de tener a tres pilotos a quedarse solamente con uno. Un hecho que no pasó desapercibido para nadie y se ha convertido en objeto de memes y parodias por parte de aficionados, Alexander Albon en su anuncio de renovación con Williams para 2023 o clubes de fútbol como el Borussia de Dortmund. 

Albon spoofs Alpine & Piastri drama while announcing new Williams deal |  Metro News

Todo apunta a que Fernando conocía los planes de Alpine acerca de su futuro y el de Piastri gracias a su buena amistad con Mark Webber, expiloto de Red Bull y actual mánager de Oscar, al cual parece que le ha conseguido un preacuerdo con McLaren para unirse a ellos en 2023.

Mark Webber: "Fernando Alonso es muy útil para Ferrari" | Últimas noticias  de Deportes | Cadena SER

 

De esta manera, Alonso no comunicó su marcha a la directiva y Aston Martin anunciaría su fichaje al día siguiente del GP de Hungría, 1 de agosto. Lo que no se sabía es que el contrato que mantenía atado a Oscar Piastri con Alpine, por el cual la escudería estaba obligada a buscarle un asiento para correr en 2023 tenía una cláusula que se activaba el día 31 de julio, por lo que el australiano era libre de negociar con otro equipo, dejando descolocado al equipo galo. 

Horas después, las declaraciones de Szafnauer denotaban la nula relación entre él y el español y el poco control que tiene de la situación.  

Dijo que Webber no le contestaba los mensajes y que Alonso tampoco, ya que estaba de vacaciones en una isla griega. Como respuesta, el asturiano se manifestó subiendo historias en su cuenta de Instagram en las que se lo veía en Oviedo y mostraba en un vídeo un cartel de la fecha del día en un parque mientras sonreía y levantaba un pulgar a la cámara. 

F1 2022: ¿Un barco en las islas griegas? Fernando Alonso: "En Oviedo..." |  Marca

Asimismo, comunicó que el español le dijo que no había hablado con otros equipos y por ello creían que renovaría con ellos para la temporada siguiente. Con respecto a Piastri, declaró que tiene contrato con ellos, pero si no pueden lograr que corra con Alpine, no descartaría darle la bienvenida de vuelta a Daniel Ricciardo. 

Estas declaraciones del Director de Equipo indican que podría haber una disputa legal entre la escudería y su vigente piloto reserva. 

Parece que Alpine olvidó el viejo dicho de lo que se siembra se recoge. Si ya parecía que las cosas iban mal desde los anuncios del despido de mala manera de una leyenda como Alain Prost y la marcha de Marcin Budkowski, protagonistas de la ilusionante temporada 2021 del equipo. A todas estas desalentadoras noticias se le sumó la falta de química entre Szafnauer y Alonso. 

Szafnauer: "Alonso es un competidor impresionante" | SoyMotor.com

Prueba de ello fueron declaraciones que denotaban que el primero no quería en el equipo al segundo, con mensajes a la prensa como que él no estaba cuando ficharon al español o sus dudas acerca del rendimiento del ovetense por su edad cuando el bicampeón mundial ha sido más rápido que su compañero durante casi todo el año, impidiendo la mala suerte que no esté por encima de éste en la clasificación. 

Estas faltas de apoyo y confianza de las altas esferas del equipo francés hacia su piloto son un insulto para una leyenda que llevó a la estructura a lo más alto en 2005 y 2006, que a sus 41 años sigue rindiendo al máximo nivel y que continúa dando lecciones de pilotaje cada fin de semana de Gran Premio.  

Como resultado, Alonso ha decidido elegir cómo acaba su destino en la Fórmula 1, escapando de un equipo que lo quería jubilar y continuando el efecto dominó que ha resultado en la pérdida del piloto que era la apuesta de futuro de Alpine en lo que ya se ha convertido en el mayor ridículo de un equipo en las últimas décadas. 

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.