Estos son los tres deportes que debes practicar si quieres cuidar y fortalecer tu espalda

Por Redacción

El deporte es esencial en cualquier vida sana. Una rutina deportiva ayuda en muchos aspectos: puede suponer unos minutos de desconexión del ajetreo diario, una manera de conectar con nosotros mismos, un modo de sentirnos mejor anímica y físicamente, entre muchos otros beneficios.

Hay quienes apuestan por salir a correr para aprovechar el aire libre y el sol, otros prefieren acudir al gimnasio y, con la ayuda de un profesional y las máquinas apropiadas, ponen en práctica una rutina de ejercicios. Algunos apuestan por este tipo de rutina desde cada, mientras otro grupo opta por deportes en sí mismos, como puede ser el fútbol, el baloncesto o el waterpolo, entre una infinita variedad de ellos.

En cualquier caso, en primer lugar, el calentamiento es esencial ante cualquier ejercicio, por tanto, calentar y estirar debe estar incluido en tu rutina, antes de empezar a practicar deporte. Además, esta práctica también debe realizarse al finalizar. Estirando ayudamos a la elasticidad de nuestra musculatura y la preparamos para poder someterse a actividad sin que sufra ningún daño.

Cuatro ejercicios para fortalecer los músculos de tu espalda

En el caso concreto de la columna, hay tres deportes que se recomiendan especialmente para protegerla y ayudar a fortalecerla. En primer lugar, caminar es una actividad muy recomendada. Debe hacerse sobre una superficie plana y, si es de manera regular, ayuda a fortalecer nuestro tren inferior. Otras de sus ventajas es la mejora de la circulación y la tonificación de nuestro glúteo.

El pilates es otro de los mejores deportes para cuidar nuestra espalda. Se basa en ejercicios de estiramientos, que ayudan a la elasticidad y que, al mismo tiempo, tonifican nuestro abdomen. Este último aspecto es clave, ya que aporta una protección muy importante para nuestra columna.

Por último, un deporte más enfocado al fortalecimiento de la espalda es la natación. Ayuda a tonificar tanto esta zona como brazos y glúteos y es una actividad que se suele recomendar para personas con patologías de espaldas. Eso sí, en cualquier caso, hay que tener en cuenta que, en caso de sufrir alguna lesión importante, lo mejor es acudir a un especialista, para que sea él el que nos recomiende el mejor ejercicio para nuestro caso.

Fuente: www.cope.es

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.