PALANCAS DE HUMO

Por Richard Méndez

Joan Laporta logró que los socios le permitieran activar las “palancas económicas” por la extrema situación que vive el club blaugrana, pero cuesta creer que sea efectiva la propuesta conociendo la verdad que atraviesa el club. La activación de las palancas permitirán vender el 49.9% de la empresa de merchandising de los productos Barça y un porcentaje de los derechos de televisión. En caso de concretar las ventas de estas palancas el FC Barcelona ingresaría una cifra cercana a los 770 millones de euros de los cuales no todo puede invertirse en fichajes porque existen obligaciones de reinversión, porcentajes para pagos de deudas y mejoramientos de infraestructura, además que solo ciertos porcentajes limitados pueden incluirse en el aumento de la masa salarial.

Actualmente el club tiene una deuda que ronda los 1.500 millones de euros, además de una masa salarial de 600 millones y unas pérdidas acumuladas de 481 millones de euros. Sin necesidad de hacer demasiados cálculos nos damos cuenta que los 770 millones de las palancas no alcanzan aún usándolos en su totalidad, pero la realidad es que de las palancas solo podrán destinarse un máximo de 440 millones para todo cuanto tiene que atender el equipo.

Hay jugadores de los que Barcelona debe salir para aliviar la masas salarial y poder traer a algún fichaje que sirva de punto de partida a la nueva construcción del plantel, la dificultad es que varios de estos jugadores no quieren marcharse del club, es año de mundial y es mejor intentar ganarse un lugar en La Liga que ir a un equipo en una liga de menor nivel. También entra en juego el salario que en su momento fue negociado con la anterior directiva y que en varios casos ha dejado una carga económica muy difícil de sacar adelante. Parte del dinero deberá usarse entonces en indemnizar para convencer a algunos jugadores que se marchen y acepten ir a otros destinos para así liberar masa salarial para poder inscribir otros jugadores y cumplir con las exigencias de La Liga.

Lewandowski ha sido la novela del verano en Barcelona, el polaco quiere jugar en el equipo de Xavi, pero eso requiere un sacrificio del Bayern y del propio jugador para que resulte. El goleador de la Bundesliga no tiene cláusula de rescisión por lo que no es cuestión de depositar un dinero para liberarlo, en su caso hay que sentarse con el club bávaro y pagar una cifra que convenza a los alemanes. La ficha de Lewandoswki ronda los 45 millones y toda oferta debe estar al menos cerca de esa cantidad y difícilmente hoy puedan acercarse tanto, por lo que es muy cuesta arriba.

Con el paso de los días empieza a disiparse el humo y se puede ver lo que realmente alcanza y es pensar en que sería de mucha ilusión poder renovar a Dembelé y tal vez otros casos como el de Memphis tengan más lógica retenerle a menos que venga una oferta imposible de rechazar, lo cual es poco probable, Más que palancas Laporta necesita despejar la humareda y no seguir usando la ilusión del fanático haciéndole creer que lo peor ya ha pasado.

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.