l Análisis F1 22: Más velocidad en jugabilidad, menos en contenido (PC, Xbox Series X/S, PS5, Xbox One, PS4) – Tribudeportiva

Análisis F1 22: Más velocidad en jugabilidad, menos en contenido (PC, Xbox Series X/S, PS5, Xbox One, PS4)

Por Saúl González

El Gran Circo de la Fórmula 1 empezó ya hace unos meses con su nueva temporada marcada por un cambio total de reglamentación que ha hecho que cambien mucho los espectaculares monoplazas que recorren kilómetros y kilómetros en circuitos como Spa-Francorchamps, Mónaco, Catalunya o Miami, ofreciéndonos carreras muy interesantes en las que hay más equilibrio que en ocasiones anteriores (aunque son dos o tres escuderías las que siguen repartiendo el bacalao).

Con cada nueva temporada no falta tampoco su videojuego simcade de la mano de Codemasters y EA, que en esta ocasión nos traen una entrega muy rica en jugabilidad que va a encantar a los amantes de la vertiente más “simuladora”, permitiéndonos disfrutar, mejor que nunca, de las sensaciones que podríamos tener dando vueltas con un monoplaza en cualquiera de los emblemáticos trazados presentes en el mundial de F1 y en el juego. Esto es F1 22.

Un salto en jugabilidad en un año complicado

Tal y como os contábamos hace unas líneas, en la temporada 2022 la F1 ha sufrido un profundo cambio de reglamentación que ha modificado de forma más que notable los monoplazas, cambiando tanto a nivel estético como en su forma de conducir, siendo algo más “rudos”, toscos e incluso generando mayores vibraciones para el piloto o más chispas en el suelo debido a todas sus modificaciones.

Con este gran cambio en los vehículos, estamos seguros de que no ha sido fácil para Codemasters sacar adelante esta edición de F1 22 aunque por suerte no solo lo han logrado, sino que estamos ante la mejor entrega a nivel de jugabilidad de la saga en mucho tiempo, comenzando por un cambio palpable a la hora de conducir el F1, cambio lógico por todos los ajustes que tienen los monoplazas en la nueva reglamentación, siendo algo más difíciles de controlar en ciertas situaciones como si nos pasamos de frenada o de velocidad en una curva, siendo más importante que nunca ese baile preciso entre los pies del freno y el acelerador, apretando cada uno con la intensidad justa y en el momento justo para poder trazar bien una curva y salir de ella a la máxima velocidad posible.

A pesar de la dificultad de crear esta entrega por los cambios profundísimos en los monoplazas, F1 22 es el mejor juego de la saga a nivel de jugabilidad.
A pesar de la dificultad de crear esta entrega por los cambios profundísimos en los monoplazas, F1 22 es el mejor juego de la saga a nivel de jugabilidad.

De hecho incluso la sensación de velocidad de este año creemos que ha mejorado e incluso la inteligencia artificial que ahora creemos que es un poco más desafiante y realista, viendo como por ejemplo nuestro rival a veces se pasa de frenada o comete un fallo si llevamos un tiempo atosigándolo para adelantarlo. Por otro lado, en esta ocasión la IA peca de ser un tanto agresiva y creemos que se comporta demasiado bien en circunstancias de lluvia (o puede que hasta este año lo hiciese demasiado mal y se ha producido un gran salto en este sentido).

Eso sí, quizás seguimos echando de menos más accidentes y una mayor presencia de los coches de seguridad en pista, además de que a nivel de “simulación” no han logrado reflejar los intensos botes a altas velocidades que sufren sobre todo algunos monoplazas como, por ejemplo, el Ferrari de Sainz.

Los daños son más precisos y realistas que nunca mientras que en el lado negativo echamos de menos la presencia de coches de seguridad o más accidentes.
Los daños son más precisos y realistas que nunca mientras que en el lado negativo echamos de menos la presencia de coches de seguridad o más accidentes.

Por cierto, ahora que hablamos del “safety” y de los accidentes o de los botes del monoplaza, creemos que este año los daños son más precisos que nunca cuando tenemos un golpe o somos demasiado agresivos en el trato con nuestras ruedas, notando de forma evidente su desgaste con el pasar de las vueltas, además de que en esta ocasión hemos visto más fallos y errores mecánicos en el ERS o DRS que nunca, sobre todo si competimos con nuestro propio equipo de bajo presupuesto.

Los contenidos parecen estar en el pit stop

La jugabilidad sobresaliente de F1 22 contrasta con su contenido. Creemos que Codemasters, viendo el desafío que podía representar la nueva reglamentación, ha decidido poner toda la carne en el asador en el terreno de la jugabilidad dejando un poco de lado el apartado de contenidos, perdiendo de entrada ese modo “historia” que pudimos ver el año pasado y que nos parecía todo un acierto mejorando ciertos detalles de cara al futuro, además de no contar tampoco, al menos por ahora, con monoplazas o desafíos clásicos que tanto gustan a la comunidad.

Los Superdeportivos son la principal novedad de F1 22 a nivel de contenido que, por cierto, se queda un tanto escaso.
Los Superdeportivos son la principal novedad de F1 22 a nivel de contenido que, por cierto, se queda un tanto escaso.

En su lugar, como alternativa muy lejana a nivel disfrutable, tenemos algo llamado “Vida F1”, nuestra propia “casa” que podemos personalizar de forma bastante básica y que cuenta con su propio museo de Súperdeportivos para coleccionar con unas fichas que obtenemos cumpliendo ciertos objetivos, pudiendo también conducirlos en ciertas pruebas contra el cronómetro o de habilidad en el modo Vueltas Rápidas Pirelli. Entre los Superdeportivos encontraremos por ejemplo el mismo safety car de la F1 o distintos modelos superdeportivos emblemáticos de Ferrari, McLaren o Aston Martin, cada uno de ellos conduciéndose de forma muy diferente a un F1, aunque su cantidad no es demasiado elevada.

Junto a Vida F1 tenemos el clásico modo Carrera para un jugador, pudiendo disfrutar de una carrera como pilotos clásica o el modo Mi Equipo que se estrenó hace unos años y que sufre ciertos retoques para hacerlo más interesante como la posibilidad de empezar con distintos presupuestos (para comenzar con un equipo de final, mitad o inicio de parrilla) u opciones de interacción extra con el personal del equipo y las actividades. Por cierto que este año creemos que la posibilidad de fallar creando nuevas piezas es aún mayor que en otras ocasiones, así que os recomendamos subir en cuanto podáis la fiabilidad de los departamentos. Además, todos aquellos que tengáis un dispositivo de realidad virtual en PC podréis utilizarlos para disfrutar de la sensación más inmersiva posible.

El modo Mi Equipo se mejora con ciertos detalles aquí y allá que lo hacen una experiencia más disfrutable.
El modo Mi Equipo se mejora con ciertos detalles aquí y allá que lo hacen una experiencia más disfrutable.

A nivel multijugador no encontramos demasiadas novedades y podéis esperar los mismos tipos de grandes premios con o sin rangos, además de una conectividad que desde hace tiempo es bastante buena y, por supuesto, también los modos cooperativos a pantalla partida que tan bien le sientan al juego. Además también tenemos el “pase de batalla” tanto gratuito como premium que nos permite desbloquear ciertos objetos estéticos mientras cumplimos objetivos para un jugador y multijugador.

Muy poca evolución en lo técnico

Otro punto que creemos que se ha dejado en boxes este año para concentrarse en ofrecernos la mejor jugabilidad es el del apartado técnico, en el que no vemos mejoras evidentes con respecto a ediciones anteriores más allá de ciertos intentos por hacernos creer que la pista tiene ciertas grietas y que no consiguen demasiado bien.

A nivel técnico no hay un salto apreciable con respecto a F1 2021.
A nivel técnico no hay un salto apreciable con respecto a F1 2021.

F1 22 se sigue viendo bastante bien y los coches, pilotos y circuitos lucen realistas, aunque sigue teniendo los mismos fallos que en años anteriores y, sinceramente, el trazado de rayos en tiempo real en PC tampoco nos sorprende. La parte positiva es que a nivel de rendimiento estamos ante una entrega muy sólida, sin fallos y con una tasa de fps que, en nuestro ordenador con una gráfica NVIDIA GeForce RTX 3080 Ti junto a un procesador i9-11900K, 64 GB de RAM, Windows 11 y almacenamiento SSD ha conseguido unos 85 fps con los gráficos al máximo, DLSS en modo calidad y ray tracing activado. Por otra parte a nivel sonoro volvemos a tener una reproducción muy precisa de los sonidos de los motores, frenadas, audios y banda sonora que acompañan a cada Gran Premio.

Conclusiones

Mientras damos vueltas por Imola, Abu Dabi, Mónaco o el circuito que queráis poner en la lista, F1 22 es el mejor juego de la saga, alcanzando su mejor nivel de jugabilidad e incluso realismo en un año especialmente complicado en el que los monoplazas han cambiado muchísimo y en el que no ha tenido que ser fácil adaptar todo el juego y mejorarlo de forma evidente en este sentido.

F1 22 es el título más disfrutable de la saga a nivel jugable en mucho tiempo y los amantes de la F1 lo vais a pasar muy bien con esta entrega.
F1 22 es el título más disfrutable de la saga a nivel jugable en mucho tiempo y los amantes de la F1 lo vais a pasar muy bien con esta entrega.

Por otro lado, los esfuerzos de Codemasters y EA en el apartado jugable se cobran en el lado del contenido, con menos actividades que otros años, renunciando a la carrera o a los coches clásicos y añadiendo unas pruebas con Superdeportivos o ajustes en el modo Mi Equipo que lo hacen una experiencia más disfrutable.

Por lo tanto, ¿merece la pena F1 22? Si sois aficionados a la Fórmula 1 la respuesta es un sí rotundo, ya que aunque tenemos menos contenido la jugabilidad mejora de forma sustancial y os lo vais a pasar como enanos compitiendo vuelta tras vuelta en vuestros trazados favoritos.

Fuente: www.vandal.elespanol.com

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.