l Monte Kaolino: esquí en verano sobre restos de producir pasta de dientes y cosméticos – Tribudeportiva

Monte Kaolino: esquí en verano sobre restos de producir pasta de dientes y cosméticos

Por As Acción

El youtuber inglés Tom Scott, que nos tiene acostumbrados a aventuras como volar con pájaros, downhill en un sofá, vías ferratas o simplemente a descubrir lugares tan variopintos como un cementerio de maniquís, ha estado de viaje por Bavaria (Alemania). La razón era una visita al Monte Kaolino, el resultado de décadas de acumular los no deseados restos de cuarzo de arena de una mina cercana que producía otro mineral. Una visita extraordinaria a la que seguramente es la única estación de esquí del mundo de estas características:

Como bien explica Scott al inicio del vídeo, lo normal de una compañía minera es que extraiga un mineral en concreto y que con este, salgan otros subproductos que no quieren. Hoy en día, en la mayoría de casos, están obligados a tratar con estos restos de una manera especial, pero en el pasado no era así y simplemente los acumulaban en otro sitio cual vertedero. Y el problema ya sería generaciones futuras. Cuando eso era tóxico había realmente un problema, pero no es este caso.

El cuarzo de arena era un subproducto de la caolinita, el motivo por el que había la explotación minera en la población minera alemana de Hirschau. Se trata del componente principal de la porcelana, la pasta de dientes, la pintura o los cosméticos, entre otras cosas. Las extracciones empezaron a principios del 1900 y en los 60 ya había una auténtica montaña -blanca por aquel entonces- de cuarzo de arena que hacía las delicias de los primeros esquiadores, con esquís de madera.

Poco a poco fueron profesionalizando la montaña hasta convertirla prácticamente en una estación de esquí de una pista de 200 metros, más de 100 metros de altura, formada por 35 millones de toneladas del mencionado material y con unos remontes que transportan a las personas de 9 en 9 en una especie de barquito. Es apta para el sandboard y el sandski -aquí se han celebrado los mundiales de estas disciplinas durante muchos años- y cada otoño hay que volver a subir la arena al pico, porque del paso de la gente va cayendo hasta los pies de la montaña. Lo hacen con las mismas máquinas con las que pisan y mueven la nieve en la montaña. 

Por cierto, Monte Kaolino no es el único atractivo de la zona, donde también hay golf integrado en la naturaleza, un bosque de aventura, una piscina, toboganes o una montaña rusa, entre otras cosas. Que seguramente le gustarán más al youtuber, porque al final del vídeo afirma que como no tiene ni idea de sandboard, definitivamente no lo aprenderá aquí. “Podría morir”, dice horrorizado.

Fuente: www.as.com

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.