GLEYBER MOTIVADO E INSPIRADO

Por Nelson Muñoz
@nelsonrafael013

Los dos últimos años, no han sido los mejores para Gleyber Torres, quien estaba destinado a ser el shosrtstop de todos los días en los Yanquis de Nueva York. Un 2020 con falta de acomplamiento debido a la pandemia, pocos juegos hicieron que el rendimiento del caraqueño no terminara con los números del 2019.

Sin embargo, en 2021, tuvo el chance de jugar toda la zafra (pese a algunas lesiones), y el resultado fue muy parecido al de 2020, con poca explosión y algunos errores a la desfenisva que en algunas coasiones, le costó la posición seis.

Ahora en este 2022, en medio de la huelga, rumores iban y rumores venían. Los mulos, movieron algunas piezas y mucho se oía sobre una salida de Gleyber. Primero salieron de Gary Sánchez y Giovanni Urshela, quienes llegaron a Minnesota. Rougned Odor, se fue a Baltimore.

Josh Donaldson llegaba en ese cambio de los Mellizos para ocupar la antesala, junto a Isiah Kiner-Falefa. La pregunat que nos hacemos es ¿qué pasará con Gleyber en un infield que parece sobrecargado?

Primero debemos decir, que esta semana acaba de evitar el arbitraje y los Yanquis lo aseguraron por una campaña y 6.25 millones, eso significa un voto de confianza para el 25 de Nueva York.

Ahora… ¿Dónde jugará? Es la gran incógnita que muchos tenemos.

Con la llegada de Donaldson, la antesala ya tiene nombre. El MVP de la 2015, conectó 26 jonrones y se trajo 74 corredores en un equipo que fue último en el Centro de la Americana, y que con este nuevo equipo, pareciera que esos números se pueden duplicar.

La primera base, que no es una posición donde juega Torres, Anthony Rizzo renovó contrato, a pesar que no rindió el año pasado lo que se esperaba, la incial está destinada al de Parkland, Florida.

Queda segunda y campocorto. DJ LeMahieu ha sido una pieza vital en los últimos años para los del Bronx, hombre de mucho contacto, habilidad y versatilidad. Puede jugar en la intermedia, como en la inicial y en algunas ocasiones ser el DH.

Y el short, pudiera estare disputándose entre Gleyber e Isiah. Este último, participó en 156 como campocorto con Texas el año pasado, dejando un promedio de .271, con 8 jonrones, 53 remolques y 20 estafas. A la defensiva, cometió 19 pecados, pero realizó 98 dobleplays.

Mientras que el nuestro bateó .259, con 9 para la calle, 51 empujadas y 14 estafas. Números muy parejos a la ofenisva. Pero con el guante, el porcentaje fue inferior, apenas un .952 con 37 dobleplays en 108 juegos en el short. Los otros 19 juegos donde vio acción a la defensiva, lo hizo en segunda base, comentiendo apenas un error.

Según Las Mayores.com, en el lineup de los Yanquis, no ponen a Gleyber a abrir, pero pareciera que la madurez del venenzolano, y la jerarquía apuntan a que le den la confianza nuevamente en la grama corta.

Tanto Gleyber, como Isiah comenzaron bateando con todo en la primavera, ambos por encima de .600 puntos, aunque solo hayan disputado 3 y 2 juegos respectiavmente hasta el miércoles en la tarde.

La inspiración de Torres este año es doble, una por haber renovado y seguir con el equipo que más títulos ha ganado en la historia de MLB, y la otra es porque esta semana se convirtió en papá por primera vez, junto a su esposa Elizabeth, un hijo al que llamaron Ethan.

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.