¿CÓMO JUGARÁ VENEZUELA EN ARGENTINA?

Richard Méndez

Si hay alguien que conoce las debilidades de la Albiceleste es José Pékerman, aunque lamentablemente eso no asegurará un resultados positivo. Saber lo que hace frágil a tu rival te permite una idea más clara desde la planificación, pero el entrenador siempre va a depender de las capacidades individuales y el entendimiento del cómo hacer daño en la cancha.

Recuerdo a Pékerman dirigiendo a Colombia contra Inglaterra en los Octavos de Final de Rusia 2018, el partido se definió desde el punto penal en favor de los británicos. Pékerman cerró la participación colombiana en el Mundial con el 4-4-2 en rombo (4-1-2-1-2), entonces dispuso de Barrios como contención y lo acompaño a los lados con Lerma y Sánchez para dejar de media punta a Quintero y adelante con Falcao y Cuadrado.

Es evidente que al debutar con Venezuela de inmediato adaptó su esquema en virtud del perfil de los jugadores disponibles y pasó al 4-2-3-1. Personalmente agradezco que Pékerman abandonó aquella idea de Peseiro de jugar con línea de cinco en el fondo, lo cual nos acercó a los tiempos en que Venezuela preparaba sus partidos esperando no ser goleados.

Los futbolistas que en la actualidad posee Venezuela le permiten ciertos lujos en ofensiva pero con mucho riesgo en defensa y por eso el doble contención es definitivamente una buena opción que además permite hacer que el equipo tenga profundidad sin llegar a partirse. Este es un parado que requiere sacrificios defensivos de parte de sus extremos, ellos deben apoyar a sus laterales y sumarse al desgaste que esto lleva. Un ejemplo fresco fue lo que sufrió Oscar González en el Centenario, ya que Soteldo casi no le ayudó en la solidaridad defensiva.

Argentina es la clase de rival que va a tener la pelota y difícilmente la comparta, las opciones serán sacársela en la mitad de la cancha y replegarse para tratar de ir al contragolpe. Esta vez no estarán ni González ni Soteldo y todo apunta a que Miguel Navarro pueda jugar en el lateral zurdo en la línea de cuatro junto a Ronald, Ferraresi y Mejías, pero va a necesitar de mucho apoyo de Darwin.

El regreso de Murillo a la convocatoria anima a pensar que él sea el extremo derecho y más cuando recordamos que siempre se le ha dado bien enfrentar a Argentina. La duda empieza por saber quién jugaría de enganche, porque Otero casi no ha jugado en las últimas semanas y su suplencia en Cruz Azul le afecta directamente en el ritmo, por lo que algunos se atreverían a pedir a Savarino para ser el “10” en la Bombonera.

El debate del “9”donde Josef, Salomó y Aristeguieta deben luchar por ganarse el puesto, aunque para Peekerman pareciera estar demasiado claro que Salo, más allá de casi no jugar en Everton sea titular como en los dos partidos que ha dirigido. El arco creo que nadie tiene dudas que será de Wuilker, pues el caraqueño ya es titular en la Ligue 1 y atraviesa un gran momento.

Los duelos inidviduales van a ser clave para procurar un equilibrio sin sufrimientos ante una Argentina que quiere despedir a su Selección antes de ir a Catar en lo que será su último juego en casa dentro de esta eliminatoria. De momento imagino un partido con planteamiento muy rocoso y de sacrificio en la mitad de la cancha para poder mantenerlos lejos del arco de Fariñez y ver si podemos sacar petróleo de las situaciones en que podamos atacar, ojalá la idea de Pékerman sea la fórmula ganadora en Buenos Aires.

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.