Kamila Valieva, la joven patinadora rusa en el centro de un escándalo de dopaje en los Juegos Olímpicos

Redacción
BBC News Mundo

La patinadora rusa llegó a los Juegos de Beijing 2022 habiendo establecido récords mundiales y después de un 2021 dominante, que incluyó ganar los campeonatos ruso y europeo. Tiene solo 15 años y, a veces, aparece en conferencias de prensa con su conejo de peluche favorito.

La semana pasada ayudó al equipo ruso a obtener el oro en el evento por equipos, en el que se convirtió en la primera patinadora en realizar un salto cuádruple en los Juegos Olímpicos.

Pero nunca le dieron el oro. Después de días de rumores, se confirmó que había dado positivo a una sustancia prohibida hace unas semanas.

Valieva fue autorizada para competir en el resto de los Juegos, en los que partirá como favorita en el patinaje artístico individual femenino.

El caso generó interrogantes sobre los adultos que la rodean y sobre el historial de dopaje de Rusia en competencias deportivas de élite. Pero en el centro de la controversia se encuentra una adolescente que hizo su debut senior hace apenas unos meses.

Desde que tenía tres años

Para Valieva, ser campeona olímpica es un sueño de infancia. “Probablemente desde que tenía 3 años le digo a mi mamá: ‘¡Quiero ser campeona olímpica!'”, dijo.

Nacida en Kazán, en la república rusa de Tartaristán, Valieva comenzó a patinar a los 3 años, y también practicó ballet y gimnasia. Pero su madre quería que eligiera un deporte, así que optó por el patinaje. Se mudaron a Moscú cuando tenía 6 años.

Entrena con Eteri Tutberidze, quien ha preparado a varios patinadores para lograr el éxito internacional, pero cuyos métodos han sido criticados como excesivamente duros. Varios de sus exalumnos se retiraron anticipadamente.

Valieva ha hablado positivamente sobre trabajar con Tutberidze y le dijo a la revista rusa La Personne: “Necesitamos una entrenadora como Eteri”.

También hizo una evaluación sincera de lo que se necesita para llegar a la cima del deporte competitivo.

“El patinaje artístico comienza muy temprano, a la edad de 3 o 4 años”, le dijo a La Personne.

“El niño debe ser llevado a entrenar, primero tres veces por semana, luego cuatro y luego seis veces por semana. Y esto no es por un año o dos. Por ejemplo, he estado entrenando durante 12 años. Los padres no tienen días libres, ni feriados, ni vacaciones. Es decir, prácticamente necesitan dar su vida”.

Como competidora junior, patinó una rutina inspirada en una pintura de Picasso, lo que provocó un mensaje de admiración de la nieta del pintor, Diana.

Otro programa estuvo dedicado a la memoria de su difunta abuela, diciendo que los sentimientos que tiene al pensar en por qué patina le dan mucha energía para actuar.

Valieva ha admitido sentirse incómoda con la atención que ha atraído su éxito, y le dijo a IFS Magazine: “No me gusta mucho, pero sé que está ahí y trato de prepararme para ello”.

Sin embargo, dio las gracias a sus fanáticos, uno de los cuales le regaló un cachorro de Pomerania.

El increíble salto cuádruple

Antes de llegar a los Juegos Olímpicos, ya era muy conocida en el mundo del patinaje artístico, combinando el arte con la capacidad de realizar los movimientos más difíciles.

El salto cuádruple es una rareza en el deporte femenino, y recién se introdujo en la competición masculina a finales de los años 80.

Requiere que los competidores salten, giren cuatro veces en menos de un segundo y aterricen en una sola cuchilla hacia atrás.

Cuando Valíyeva realiza el movimiento se mantiene erguida, y es un poco como ver un sacacorchos flotando en el aire. El biomecánico James Richards le dijo a la revista científica Scientific American que no cree que sea posible que esto sea superado y que un patinador gire cinco veces en el aire.

Más allá de la pista de hielo, ha dicho que espera viajar, aprender idiomas o andar en motocicleta. También dijo que podría convertirse en psicóloga.

“Pero… todo esto y mucho más, más tarde”, le dijo a La Personne. “Ahora solo patinaje artístico”.

Controversia

La alegría de los rusos de que a Valieva se le haya permitido competir en el evento individual esta semana ha sido igualada por la consternación de parte de otros organismos y atletas olímpicos.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo citó su edad como una de las razones por las que tomó la decisión. La agencia mundial antidopaje Wada dijo que estaba “decepcionada” por la medida.

Aún así, sigue existiendo una simpatía generalizada por Valieva. El grupo Global Athlete dijo que el hecho de que ella diera positivo “es evidencia de abuso de un menor”. “El deporte debería proteger a sus atletas, no dañarlos”, agregó.

La ex patinadora artística alemana Katarina Witt dijo que Valieva “no tenía la culpa en esta ocasión”.

“Como atleta, siempre sigues los consejos de tus confidentes, en este caso probablemente ella siguió a su entrenador y equipo médico”, escribió Witt en Facebook. “Te enseñan desde muy joven a confiar en ellos”.

“¡¡¡Ningún dopaje la habría ayudado a aterrizar estos (cuádruples)!!!”, añadió.

Fuente: www.bbc.com

Dejar un comentario

Para comentar sobre el contenido del portal debes iniciar sesión o registrarte aquí.